miércoles, 26 de diciembre de 2007

Cartas del pasado, fuentes del presente

Hay una fuente documental por la que estoy adquiriendo una especial predilección en los últimos tiempos. Se trata de las cartas.
Se han dado dos circunstancias en concreto: una, que me he topado con varios conjuntos de cartas pertenecientes a diferentes personajes, en este caso del socialismo leonés, cada uno de ellos con un carácter distinto y otra, que esta fuente aporta una visión mucho más personal de los hechos, dando, quizá, una imagen más cercana.
Por una parte, quiero destacar un conjunto de cartas remitidas desde la prisión de León y el centro de concentración de San Marcos, por un importante representante socialista a su familia. Por otra, un conjunto de cartas emitidas por otro personaje importante en sus labores de gestión como director de la Escuela de Obreros dependiente de la Fundación Sierra Pambley, en las que expone las razones de su participación en la política local leonesa.
Ambos casos, salvando las distancias, dan una información de momentos diferentes en la Historia cercana, pero sobre todo podemos rastrear la personalidad de las personas que están detras de las experiencias que describen, casi una empatía con los redactores de las cartas.
El problema es que en la historia hay que tratar de evitar la subjetividad de este tipo de fuentes si se quiere buscar un mínimo de objetividad, lo que no las invalida de antemano, pero si las pone bajo cuarentena, sobre todo por que a veces no aporta datos, sino un estado de afectividad del individuo.
A pesar de todo ello, cuando hay como en este caso una implicación afectiva, lógicamente ejercen una atracción mucho mayor que los datos asépticos e impersonales. También tienen una problemática específica, ya que este tipo de documentación se conserva en manos de particulares, familiares o descendientes de los protagonistas de las mismas, y que por lo tanto son tratadas como patrimonio personal o familiar. Son raros los casos en los que llegan a archivos ya que al ser de carácter personal, la gente prefiere destruirlas antes que entregarlas a nadie (cosa comprensible desde su punto de vista).
Precisamente en ello radica su importancia, por su forma de trasmitir la realidad, por la información de tipo social y personal, y sobre todo porque algunas muestran la crudeza de la violencia gratuita ejercida sobre algunos miembros de la sociedad durante la guerra civil.

domingo, 23 de diciembre de 2007

Personajes del Socialismo Leonés

Sería ciertamente complicado hacer una lista completa de los personajes más destacados del Socialismo Leonés a lo largo de sus más de cien años de historia. Sin embargo, dadas las circunstancias actuales, sería conveniente comenzar a elaborar un borrador de lista.
Desde hace un tiempo la Fundación Pablo Iglesias venía gestando un proyecto de investigación que venía haciendo falta desde hace tiempo. Se trata del Diccionario Biográfico del Socialismo Español hasta 1939, que por fin se ha plasmado y que ya cuenta con una web en la que empezar a colgar la información que se vaya recuperando.
Es una iniciativa de lo más interesante, por dos cuestiones primordiales, por una parte la magnitud de la investigación que trata de cubrir un espacio geográfico amplísimo, toda España, y por otro lado el marco temporal que también cubre un tramo de gran amplitud e interés, abriendo las puertas a la realización de una segunda fase situada entre 1939 y la actualidad.
A este respecto ya estaba en nuestro ánimo utilizar nuestra web en este mismo sentido, colgando en ella las biografías de socialistas leoneses destacados, aunque de momento como podéis ver está un poco escasa la lista. Es por ello que como en otras ocasiones volvemos a instaros a ayudarnos en esta labor, haciéndonos llegar cualquier clase de información que podáis tener acerca de socialistas leoneses. En realidad, aunque tendemos a hablar de socialistas destacados, lo más objetivo es decir que lo conveniente es colgar toda la información que sea posible, de cualquier persona que haya trabajado por el socialismo en León, aunque prestemos un poco más de atención a los más destacados, ya que es más fácil, teóricamente, encontrar datos sobre ellos.
Pero centrándonos en el tema que nos induce a escribir hoy, vamos a destacar algunas figuras del Socialismo Leonés de todos los tiempos.
Como primer paso tendríamos que destacar los nombres de aquellos pioneros que formaron las primeras agrupaciones socialistas en diferentes localidades de la Provincia de León. Algunos de esos nombres los podemos conocer para el caso de Astorga en nuestra web, sin embargo las investigaciones para otras localidades aun están pendientes. Sin duda para la ciudad de León podemos destacar los nombres de algunos personajes como Miguel Castaño Quiñones, Juan Antonio Álvarez Coque o Miguel Carro Llamazares que en en los años 10 y 12 del siglo pasado ocuparían los cargos de Concejales. Otro personaje que debe ser destacado de esta época es Juan Antonio Nuevo Suárez, que de entrada no es socialista, sin embargo si que tienen vinculación con el republicanismo más a la izquierda de León y cuya importancia será definitiva, pues será el que venda los terrenos al Partido Socialista donde en los años 30 será levantada la Casa del Pueblo de León. Otros personajes destacados son Alfredo Nistal Martínez, que será diputado a igual que Castaño en las Cortes Constituyentes de 1931. Niscostrato Vela Esteban, destacado socialista, padre del pintor José Vela Zanetti. Otro destacado fue Modesto Sánchez Cadenas, pintor, amigo de Vela, que al parecer fue secretario de la Directiva de la Casa del Pueblo. Conocemos el nombre del que seguramente fue el primer dirigente de la Juventud Socialista Leonesa, ya en 1910, Porfirio de Cela, pero su trayectoria posterior no ha trascendido.
Para la época anterior a la Guerra Civil las lista puede crecer de una forma importante, pues aquí no estamos citando más que unos pocos ejemplos. Muchos otros destacaron también durante la Transición y los años posteriores: Julio Huertas Terroba, Andrés Fernández Fernández, Gregorio Pérez de Lera, Jesús García, Baldomero Lozano, Maximino Barthe, Lorenzo López Trigal, Ángel Villalba, Miguel Alejo, etc. Disculpad lo ecléctico del listado pero son nombres que me vienen así pensando someramente en ellos. Claro que podemos destacar los que yo creo son dos personajes importantes cada uno en su ámbito actual. Por un lado, Francisco Fernández Álvarez, como Alcalde de la ciudad, emulando a Miguel Castaño o a Gregorio Pérez de Lera. Por otro, sin duda la representación más importante del socialismo leonés en su historia, como es la presidencia del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, además de la Secretaría General del PSOE.
Lo más importante de todo esto es poner de manifiesto la necesidad de hacer lo que que está por hacer en este ámbito de la investigación. La búsqueda de información puede llevarnos a descubrir que la importancia de la implantación del socialismo en León fue mucho más importante de lo que parece o que estamos equivocados, puede que nuestros abuelos, esas personas circunspectas que no hablar de la Guerra fuese afiliados o simpatizantes, a los que el terror de la época atenazó el alma socialista, o en fin, que nuestros padres que ahora dicen que la política no les interesa, acudían fervientemente a escuchar hablar a Felipe González o a Alfonso Guerra a los mítines y que se desengañaron del socialismo cuando España entró en la OTAN.
Bueno, la pregunta está lanzada, tú, compañero lector, si tienes interés en responderla, aquí te esperamos. Un saludo.

miércoles, 12 de diciembre de 2007

Presentación del libro y exposición "Testimonio de Voces Olvidadas"

Ayer se celebró en el marco del Auditorio Ciudad de León la presentación del libro y exposición "Testimonio de Voces Olvidadas". La concurrencia fue nutrida, sobre todo de ámbito ideológico de la izquierda leonesa. A la sazón el promotor de la edición del libro y de la exposición, Fermín Carnero, es exsecretario Regional de UGT Castilla y León, y Presidente de la Fundación 27 de marzo, creada por la citada formación sindical para promover este tipo de iniciativas y eventos.
Con la presentación del acto realizada por Arturo Fernández, Secretario Provincial de UGT de León, se dio paso a las intervenciones de los miembros de la mesa. En primer lugar D. Enrique Berzal de la Rosa, explico el proceso seguido para la confección de la publicación agradeciendo las colaboraciones que había tenido, explicando la necesidad de publicaciones de este tipo y finalizando con la lectura de una carta de un Alcalde Socialista de Valladolid a su hija horas antes de sufrir su fusilamiento, lo que dejó al auditorio en cierto estado de shock. Tras él, intervino Dña. Evelia Fernández Pérez, Concejala de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de León, que puso de relieve como se había elegido ese lugar, esa sala del Auditorio, que desde hace unos meses alberga un mural de José Vela Zanetti y como este en cierta manera forma parte de la exposición ya que representa a los que tuvieron que exiliarse para poder seguir viviendo, la otra faceta de la represión.
A continuación fue el turno de D. Fermín Carnero que a su decir sacó su vena sindicalista y agradeció la colaboración prestada tanto por la Concejala, como por el personal de la Concejalía y el Auditorio. También tuvo palabras de agradecimiento para los autores del libro por su intenso trabajo.
Finalmente, en el mismo tono intimo y emotivo, D. Francisco Fernández Álvarez, Alcalde de León, prescindiendo del discurso que había elaborado al efecto, rememoró a su abuelo que sufrió la represión y la prisión en San Marcos, así como a los de algunos de los presentes, poniendo de relieve la cantidad de represaliados que hubo en León.
Finalizada la presentación se formaron los típicos corrillos destacando sin duda el que rodeaba a Juan Rodríguez Lozano, padre de José Luis Rodríguez Zapatero, asiduo en este tipo de actos.
En grupos realizaron la visita al resto de la exposición, sobre todo prestando un especial interés a la parte dedicada a León.
Sin duda se trata de una visita obligada para los interesados por estas cuestiones y también para los familiares de los represaliados, ya que se ha conseguido localizar una gran cantidad de materiales gráficos y documentales, pudiendo encontrar datos en ellos sobre sus familiares.

lunes, 10 de diciembre de 2007

Documentación Inedita

Las investigaciones históricas cada día avanzan más. Sin duda uno de sus impulsos más fuertes está motivado por el mayor acceso a la documentación y a las fuentes de las que se nutre esta disciplina. Las nuevas tecnologías están abriendo la puerta a documentación muy alejada de nosotros físicamente, agilizando su consulta. Por poner un ejemplo, los archivos digitalizados, aunque hasta ahora muy pocos que lo estén al completo, poco a poco van poniendo a nuestra disposición conjuntos documentales que eran muy complejos de investigar, por ejemplo series documentales ordenadas cronológicamente, cuya consulta sin la referencia de la fecha era un trabajo arduo, y que con los mecanismos de reconocimiento de texto se hace casi de inmediato, introduciendo los términos de búsqueda.
Pero a pesar de ello, se produce una paradoja, pues mientras que la documentación custodiada por archivos tanto públicos, como en algunos casos privados, va siendo cada vez más accesible, la documentación privada o en manos de particulares, va desapareciendo, perdida en un limbo, en el que depende de la voluntad de su o sus propietarios que salga a la luz.
No podemos hacernos una idea aproximada de las cantidades de documentación que pueden estar en manos de particulares. La situación depende específicamente de cada persona y de cada situación. Se pueden rastrear muchos casos de situaciones en las que, o la acción del estado o de los propios particulares, ha ocasionado la destrucción de esa documentación o su ocultamiento por implicaciones de todo tipo: políticas, religiosas, sociales, etc... Raramente, vuelven a aparecer, al menos cuando caen en manos de personas conscientes de su valor, en unos casos de su valor económico pudiendo encontrarlos en librerías de viejo, en rastrillos, etc., en otros casos, los menos de su valor histórico o documental.
Ante esta situación tan sólo cabe hacer un llamamiento a las conciencias de las personas que guardan estos documentos. Lo que ellos consideran papeles sin valor, y realmente en muchas ocasiones tan sólo tienen el valor documental y no económico, pueden ser fuentes de primera mano para reconstruir la historia, para dar otra visión distinta de las cosas.
Hay una cuestión que me parece preocupante, como es la de que hoy día el reciclado de papel se ha convertido en una cuestión de interés general, tanto que en la mayoría de las ciudades con un cierto número de habitantes se han instalado los famosos contenedores azules. Nunca vamos a criticar desde este foro una acción medioambiental tan importante como esta, pero otra cosa es lo que se recicla.
¿Cuántos trasteros llenos de papeles viejos han terminado en los contenedores azules?
¿Qué es exactamente lo que se deposita en esos contenedores? ¿Tiene alguna parte de ello interés documental?
La verdad es que a veces conseguimos saber que esto sucede por un método muy simple, acudiendo cualquier domingo a un rastrillo, donde podemos ver que en algunos puestos están vendiendo lo que ellos llaman papeles viejos, libros, etc. Una gran parte de esto procede sin duda de estos contenedores pues en todas la ciudades existe un grupo de personas que se dedican a rebuscar entre las cajas de cartón y los periódicos atrasados.
¿No sería mejor depositar esa documentación en un centro documental donde la conserven en estado óptimo, donde los investigadores puedan utilizarla en sus investigaciones o donde no caiga en manos de gente que la puedan utilizar con fines poco honorables?
Por favor lector de este blog, si conoces algún caso así, instale a que deposite esa documentación en algún archivo público, o en caso de ser documentación de algún tipo específico que lo haga en organizaciones o instituciones con las que tenga que ver la documentación. Otra opción, la que más trabajo puede suponer es la de digitalizar esa documentación y hacerla accesible a través de la red, para que pueda servir a todo el mundo. Lo último que se debe de hacer es deshacerse de ella o usarla para encender la chimenea.

Presentación del libro "Muerte y represión en el Magisterio de Castilla y León"