jueves, 21 de mayo de 2009

Todos los nombres de la represión en León

Entre julio de 1936 y principios de 1949 casi dos millares de personas represaliadas en el entorno de la ciudad de León recibieron sepultura en la fosa común del cementerio. La mayoría de ellos fueron registrados por partida doble, por un lado en el Registro Civil de León y por otro en el Registro del Cementerio. Sin embargo, no lo fueron todos. De algunos se sabe, por otras fuentes que fueron depositados en el cementerio, pero para otros tan sólo el testimonio de las familias nos puede asegurar que así fue.
La represión franquista comenzó durante la Guerra Civil, pero no finalizó con su conclusión, no fue un instrumento para derrotar al enemigo sino para destruirlo definitivamente. Es por ello que la fosa común del cementerio de León se convirtió en una de las mayores concentraciones de represaliados de la guerra civil en toda España. Se calcula que alrededor de dos millares de personas pudieron ser enterradas en ella de los cuales en torno a 1600 están identificados en alguno de los registros que se conservan.
Desde el Foro por la Memoria de León se ha peleado durante los últimos cinco años por la construcción de una Capilla o un monumento que sirviese de homenaje a la memoria de los represaliados y por fin en el mes de marzo pasado vieron como su lucha tenía plasmación en la adjudicación de la obra que lo hará posible.


El proyecto del Arquitecto Óscar García Luna

El recinto está planteado a modo de “Capilla Laica” en la que las familias y la sociedad en general, puedan rendir tributo a la memoria de aquellos que sufrieron la trágica circunstancia de ser represaliados por la defensa de sus ideas.
Dos muros de hormigón convergentes formarán sus paredes laterales, separando este espacio del resto del cementerio, cerrando un recinto destinado a la meditación y el recuerdo. Por el exterior se recortarán un grupo de siluetas de personas entrelazadas como parte de una colectividad de destinos similares por las ideas que defendían, la de los represaliados que sufrieron el mismo destino, la fosa común.
Las siluetas, recorren el muro hasta hundirse en el suelo. En la convergencia de los dos muros se situará un motivo escultórico realizado en metacrilato blanco, que simbolizará la memoria que aflora desde el olvido. El interior estará recubierto de lamas de madera, en las que se intercalarán las placas de metacrilato donde irán los datos de cada represaliado. Hasta un número total de 1873 serán los nombres que allí se plasmen.


El listado de la represión en León


A la labor llevada a cabo por el Foro por la Memoria de León se ha unido en los últimos tiempos la colaboración de la Asociación de estudios sobre la Represión en León (AERLE) que está ayudando a completar los datos del listado provisional que ya se tenía. Esta colaboración se justifica en la labor que ha realizado dicho colectivo en la elaboración de un censo de represaliados en la provincia de León. Entre ambos colectivos han puesto en marcha un blog en el cual se pueden consultar los nombres de todas esas personas y lo más importante, corregir o aportar nuevos datos sobre ellos.
Sin duda, es una iniciativa muy importante, ya que todos esos nombres irán inscritos en la capilla laica, de ahí la importancia que tiene evitar errores y tener que realizar las correcciones a posteriori.
En la fosa de León fueron enterradas personas de toda España, ya que muchos de los que terminaron en ella pasaron por el campo de concentración de San Marcos, por lo que en cada etapa del conflicto armado en función de los avances del frente se remitían personas apresadas en éste provenientes de diferentes lugares.
A pesar de ello, desde los colectivos citados son conscientes de que la lista resultante no va a ser posiblemente nunca definitiva, por ello han puesto en marcha el blog http://capillalaica.wordpress.com/ como medio para seguir recopilando datos y añadiendo nombres a la lista, ya que posiblemente muchos desaparecidos nunca fuesen inscritos en ningún registro.
No podemos menos que destacar la iniciativa y contribuir a su difusión para que ninguna de esas personas quede sin su merecido homenaje, sobre todo pensando en sus familias que sin duda lo llevan esperando demasiado tiempo.

Presentación del libro "Muerte y represión en el Magisterio de Castilla y León"