jueves, 13 de enero de 2011

Muerte y represión en el magisterio de Castilla y León


El próximo 19 de enero, a las 19:30 de la tarde, se presenta en el Auditorio Ciudad de León esta nueva obra colectiva que indaga en los efectos de la represión sobre un colectivo como el de los docentes, que fue uno de los más castigados en todos los sentidos. 
Viene de la mano de la hiperactiva, editorialmente hablando, Fundación 27 de Marzo, que se esta convirtiendo en el mayor referente de las investigaciones circunscritas a la historia contemporánea en el ámbito de Castilla y León, con sus ya numerosas publicaciones, tanto con la revista Alcores, con 8 números en las librerías y otros 2 o tres en preparación, como con otras obras fundamentales en su contexto: La Unión General de Trabajadores en Castilla y León (1888-1998)GUERRA CIVIL documentos y memoria, Testimonio de Voces Olvidadas, Castilla y León en la Historia Contemporánea, MOVIMIENTOS SOCIALES EN LA ESPAÑA DEL SIGLO XX, LA MEMORIA NO SE ENTIERRA, EL VALOR DE UN JURAMENTO Militares y Milicianos en Defensa de la República, o La Unión General de Trabajadores en Burgos (1888-2009).
Los profesores Enrique Berzal de la Rosa y Javier Rodríguez González, coordinan en este volumen a un amplio grupo de investigadores, que hacen un análisis del estado de la cuestión en cada una de las provincias que componen la actual Comunidad Autónoma, estudiando no sólo los datos cuantitativos, sino también las trayectorias vitales de las personas represaliadas por su dedicación a la docencia, poniéndoles cara e individualizando las circunstancias particulares de cada uno.
Los miembros de este colectivo fueron considerados por el nuevo régimen como culpables de la implantación de las ideas revolucionarias en su alumnado, ya que consideraban que era desde las escuelas desde donde se ideologizaba a la sociedad. Sin embargo, no podemos olvidar que gracias a la política educativa de la República se había logrado aumentar la posibilidad de escolarización y que la formación llegase a una mayor cantidad de personas humildes, que eran el caldo de cultivo más adecuado para la acción proselitista de partidos políticos y sindicatos.
Tampoco podemos pensar que entre los varios miles de maestros en activo en las fechas del inicio de la Guerra Civil hubiese una homogeneidad ideológica total, ni que todos fuesen de izquierdas, sin embargo, pocos fueron los que no sufrieron la represión en algún grado, desde la separación temporal de sus funciones hasta las condenas a muerte o los paseos.
Por ello es importante ver como se extendieron ciertas consideraciones a todos los miembros de este colectivo para conseguir, por un lado, un control total del proceso educativo, y por otro un control ideológico de la propia enseñanza, purgando no sólo a aquellos que habían destacado política o sindicalmente, o que habían estado vinculados a organizaciones de izquierda, sino también a aquellos que habían planteado ideas innovadoras en cuestiones pedagógicas o habían defendido la universalización de la educación como medio de progreso social.
Se acompaña esta publicación de una exposición con el mismo título que esta girando por las diferentes provincias, y que ya se ha mostrado en Valladolid, cuyos contenidos proceden directamente de los materiales acumulados para la edición del libro. Hace de la misma forma un recorrido por los datos de cada provincia destacando a algunos personajes y mostrando ejemplos de documentación y fotos. Se puede visitar del 10 al 28 de enero con el siguiente horario:


De lunes a viernes de 12:00 a 14:00 y de 18:00 a 20:00 y los sábados de 12:00 a 14:00

El libro se puede adquirir en las librerías de León o bien dirigiéndose a la Fundación 27 de Marzo a través de cualquiera de los siguientes medios:
  • Por correo: Fundación 27 de Marzo, Paseo Nuevo S/n, 24220, Valderas (León)
  • Por teléfono o fax: 987762514
  • Por e-mail: f27demarzo@gmail.com

2 comentarios:

OestePURPURA dijo...

@ Todos
¿Recordando una vieja represión franquista con una nueva represión democrática?
Si alguien quiere realmente poner en valor a todos aquellos que dieron su vida y sus horas lectivas por el bien de esta tierra sería hora de hacer las cosas bien.

¡¡¡Si "Castilla y León" no existió hasta 1983, cualquier referencia a la mismas es una burda manipulación!!!

Miguel Angel dijo...

El maestro de Posada de Valdeon en el 36 era Toribio Alfayate Gonzalez,natural de Sta.Colomba de la Vega-La Bañeza-Leon. Paseado y muerto en la cuneta del Puente de Balimbre-Astorga en el verano del 36. En algún sitio he leído sobre los restos de un maestro de Posada de V.recogidos en el pozo gragero,este era maestro de Lario y nacido en Posada. Pero el maestro de la escuela de Posada de V. era Toribio Alfayate Gonzalez. Toribio era tio mio. Miguel Ángel - León

Presentación del libro "Muerte y represión en el Magisterio de Castilla y León"