lunes, 21 de abril de 2008

La emigración política leonesa

Uno de los resultados de la Guerra Civil que más impacto tuvo en la población fue el de los exiliados, el de la también llamada emigración política. Esta tuvo un serio impacto en toda España, pero en zonas como León, donde ya era importante la emigración económica tuvo un mayor impacto todavía, pues era más fácil decidirse a cruzar el charco cuando ya tenías algún familiar esperando al otro lado.
Se produjo a muchos niveles, tanto las clases más bajas que a duras penas lograron juntar para pagarse un billete de ida sin destino fijo y en condiciones ínfimas, hasta algunas personas acomodadas, profesionales liberales que habían luchado en el frente y que a la vista de la caída de los últimos reductos pasaron a Francia, en la mayoría de las ocasiones a los campos de concentración y de ahí por mediación de otras personas hacía países como México, Argentina, Santo Domingo, Chile, etc... Donde fueron acogidos de forma desigual dependiendo de los avatares políticos de cada país.
Ahora son los nietos de estás personas que emigraron los que desde sus regiones de acogida y con los últimos cambios legislativos están reclamando la ciudadanía española.
Su número es difícil de calcular, pero debe de haber varios cientos de miles de descendientes de la emigración, de ellos una parte importante lo fue fruto del exilio. Tenemos casos de cargos políticos que terminaron fuera de León: Félix Gordón Ordás, Alfredo Nistal Martínez, etc. El pintor Vela Zanetti también tuvo que pasar largos años exiliado en Santo Domingo o México, entre otros sitios, donde continuó desarrollando su creación artística.
Sin embargo fueron muchos los que se fueron anónimos, y cuyos nombres también se deben de recuperar, por que esta fue una de las caras de la guerra y también de la represión, o del castigo, el no poder regresar a sus hogares por temor a la represalia que les esperaba.

No hay comentarios:

Presentación del libro "Muerte y represión en el Magisterio de Castilla y León"